Cómo recurrir una decisión arbitral. "Yo no hice falta ¿ahora qué?"

20/11/2013 - 13:09

Derecho deportivo

0 comentarios

“Corre el minuto 89 de partido y el marcador sigue inalterable desde el comienzo del encuentro, no pueden marcarnos pues perderíamos todas las opciones de alcanzar el Campeonato de Liga esta temporada. Debo cortar ese balón…. me lanzo al suelo…. ¿penalti?... soy el último jugador… ¿¿¿roja???... ¡¡¡Si no lo he tocado!!!.... Podemos perder y encima me sancionarán….”.

Parar el penalti depende del portero, o de la habilidad del jugador que lanza, pero el club al que pertenece este jugador tiene mecanismos suficientes para poder evitar una posible sanción disciplinaria en caso de no estar de acuerdo con la decisión adoptada por quien, en cualquier competición deportiva, tiene la potestad de ser el primero que aplique la disciplina deportiva: el árbitro o el juez de la competición.

Tras recibir el delegado del equipo el acta del partido elaborada por el árbitro y constatar que lo señalado en ella es, en opinión del club, incorrecto, se pueden presentar unas alegaciones al acta que irán acompañadas de todo aquel elemento probatorio que pueda desvirtuar lo dispuesto en el acta del partido. En los tiempos actuales, es fácil que podamos tener un documento videográfico (profesional o aficionado) que pueda tener grabada la jugada en cuestión.

El Comité de Competición de la federación correspondiente (regional si la competición es territorial o estatal si la competición es nacional) será el primer órgano del procedimiento disciplinario que revise y sancione lo dispuesto en el acta y las alegaciones presentadas, con las correspondientes pruebas.

En caso de no estar de acuerdo con la resolución emitida por el Comité de Competición el club tiene en la mayoría de los casos, ya que hay algunas federaciones que no disponen según sus estatutos de este órgano, la opción de recurrir al Comité de Apelación de la señalada federación deportiva. En este punto del procedimiento disciplinario podremos aportar nuevas pruebas en caso de poseerlas.

Si la resolución del citado Comité vuelve a ser contraria a los intereses del club, este podrá acudir al órgano que agota la vía administrativa, presentando el recurso y documentos probatorios que estime pertinentes; si la competición es nacional el órgano competente será el Comité Español de Disciplina Deportiva y si, en cambio, es territorial el órgano competente será el Comité Territorial de Disciplina Deportiva. En algunos casos, y ante la irregularidad temporal de las reuniones de estos comités, es interesante solicitar la suspensión cautelar de la sanción con el objeto de evitar daños de muy difícil reparación.

Todo lo señalado garantiza las correctas actuaciones dentro de un procedimiento disciplinario, así como indica las posibilidades de recurso en caso de no estar de acuerdo con las decisiones arbitrales y posteriores resoluciones…. Eso sí, para no perder el Campeonato de Liga, el penalti lo deberá parar el portero.

 

 

¿Quieres compartirlo?

Comentarios

¿Quieres comentar este artículo?